La fuerza de Mar y del mar.

by - marzo 07, 2016




Tira de las medias para que queden por encima de su ombligo. Se hace una coleta alta con su media melena. Algunos mechones de pelo le caen sobre los ojos y otros se van soltando de la goma del pelo al ser demasiado cortos, pero no se la vuelve a hacer, no se está mirando en ningún espejo y no le importa demasiado. Nada le importa demasiado.
Se pone el vestido negro con vuelos y manga larga y sale de su casa con la chaqueta de cuero rojo y las botas de montaña altas, por si se pone a llover o en algún momento debe de ir a la sierra por algún improbable imprevisto. 
Cierra con llave y baja las escaleras del portal de dos en dos, no quiere que le quiten el sitio de siempre de la panadería. Acelera el paso cuando ve desde lo lejos a una pareja entrar. Mira el cielo mientras camina, y cruzando la calle sin mirar y bajando la vista a sus botas sucias de barro, polvo y recuerdos entra a la tienda.
- ¡Mar! - La panadera sonríe al verla. - ¿Lo de siempre, guapa?
- Por supuesto. - Le devuelve la sonrisa mientras se sienta justo al lado del gran ventanal. Mira el cielo oscurecerse y empieza a chispear cuando las dos tostadas de tomate, el zumo de naranja y el café de vainilla ya están listos sobre su mesa. 
Empieza a comer con ganas y cuando ya se ha terminado las tostadas y el zumo el sol se quiere hacer un hueco entre las negras y espesas nubes del cielo.
Deja el café para el final porque es su momento favorito del día. Se muerde los labios conteniendo una sonrisa cuando agarra el libro de la mesa: lleva yendo desde hace unas semanas a esa cafetería porque la dueña le deja leer los libros que tienen en una pequeña tienda si consume. Al final se han hecho amigas y en ocasiones se los presta, pero leer entre esas paredes color tierra mientras oye llover le gusta mucho más.
Busca su marca-páginas entre las páginas de amor y guerra. Va a empezar su lectura cuando una figura se sienta frente a ella. Frunce el ceño: molestarla cuando lee es una de las peores cosas de su lista.
- ¿Qué quieres? - No mejora su gesto cuando ve que es un hombre al que no conoce de nada.
- Tranquila, mujer, sólo he venido a preguntarte qué tal está el libro, pero por la cara que has puesto creo que está bastante decente.
- Sí, es genial. Y sí, quiero leer y saber el final así que si no te importa...
- Claro que me importa, mujer.  - Sonríe anchamente. - Aunque también querría ver qué hay entre tus páginas. - Hace una pausa y le guiña un ojo. - No sé si me entiendes.
Mar entrecierra los ojos y cierra el libro de golpe.
- Sé mandar a tomar por culo en tres idiomas. - Le guiña un ojo antes de dejar el libro en la mesa con un sonido sordo. Se levanta con tanta fuerza que está a punto de derramar el café. - No sé si me entiendes.

You May Also Like

7 comentarios

  1. Muy bien, Mar. Que te interrumpan mientras lees por tonterías debería estar prohibido.

    (me ha gustado su coleta deshecha)

    (sonrisa de elefante)

    ResponderEliminar
  2. Me la he imaginado recogiendo la cazadora y la mochila, porque parece de mochila y no de bolso, a la par que camina decidida hacia la salida, sin pararse, levantando tras ella pequeñas corrientes de aire.
    Me la he imaginado azul, como el océano. Como Océano.

    Un abrazo,
    S.

    ResponderEliminar
  3. Queremos seguir conociendo más a Mar, aunque solo con unas líneas ya me ha ganado por completo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me gustan mucho las mujeres que usan vestido y botas de montaña o cosas así que "supuestamente" no pegan, ese contraste es el que llama más la atención. Qué asco los babosos y pesados, menos mal que Mar no se corta ni un pelo.

    (abrazo)

    ResponderEliminar
  5. *grita internamente* ESTO ME HA GUSTADO MUCHO. Creo que he gritado un poquito de verdad hacia el final. ¿Qué ha pasado? ¿Qué va a pasar?!
    ¡Fantástico!

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado, sí, sí.
    Creo que empezaré a utilizar el "sé mandar a tomar por el culo en tres idiomas". Echo tanto de menos que escribas historias que ay.

    ResponderEliminar
  7. Jajaja Mar es tan Cetto y Try que te odio por no contarnos más. Yo también creo que usaré la frase más a menudo ;)

    ResponderEliminar