Día 3 || Desconectar.

by - febrero 08, 2016

Uno de los consejos que os puse en Consejos para ser el océano de feliz, era pasear y fijarse en los pequeños detalles de tu paseo. Y uno de los sitios donde yo paseo y me curo las heridas es el famoso Refugio del que hablo tanto en twitter como en instagram. Y por ello estoy aquí.
El viernes decidimos marcharnos y dejarnos hacer por la paz de este sitio, y aunque esta vez (única vez), no me curó demasiado porque me he puesto malísima, he sentido la paz hasta las costillas.
Esta es una entrada un poco más relajada, para veáis las bonitas fotos que se pueden hacer en mi escondite, acompañadas de algunos poemas o trozos de canciones de artistas que siempre me acompañan de camino o en mi estancia. Son un poco repetitivos en cuanto a variedad de autores se refiere, porque son, precisamente estos tres, los que definen mi infancia, mis ideas y mis ganas de vivir.
Sólo pido que la disfrutéis como yo disfruto este sitio, en unos días prometo subir alguna reseña de un libro o hablaros sobre historia, ya os haré una encuesta en twitter para saber a qué ceñirme. Pasad un bonito lunes.


Desconectar, limpiarse las heridas y a vivir.
3

Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.
Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.
Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor.                  
                     Miguel Hernández




Para la libertad, sangro, lucho, pervivo. 
[...]

Retoñarán aladas de savia sin otoño 
reliquias de mi cuerpo que pierdo en 
cada herida. 
Porque soy como el árbol talado, 
que retoño: 
y aún tengo la vida.


Joan Manuel Serrat



Tu nombre me sabe a yerba
de la que nace en el valle
a golpes de sol y de agua.

Tu nombre me lleva atado
en un pliego de tu talle
y en el bies de tu enagua.


Porque te quiero a ti,
porque te quiero,
aunque estás lejos
yo te siento a flor de piel.


Joan Manuel Serrat



A mis cuarenta y diez,
cuarenta y nueve dicen que aparento,
más antes que después,
he de enfrentarme al delicado momento
de empezar a pensar
en recogerme, de sentar la cabeza,
de resignarme a dictar testamento
(perdón por la tristeza).

Joaquín Sabina




Menos tu vientre
todo es confuso.

Menos tu vientre
todo es futuro
fugaz, pasado,
baldío y turbio.

Menos tu vientre
todo es oculto,

menos tu vientre
todo inseguro,
todo postrero,
polvo sin mundo.

Menos tu vientre
todo es oscuro,
menos tu vientre
claro y profundo.


                                                                Miguel Hernández.



Son otras las intenciones
y son otras las palabras
en la frente y en la lengua
de la juventud temprana.

Van los asnos suspirando 
reciamente por las asnas.
Con la luna y aves, las noches
son vidrio de puro claras;
las tardes, de puro verdes,
de puro azul, esmeraldas;
plata pura, las auroras
parecen de puro blanca
y las mañanas son miel
de puro y puro doradas.

Miguel Hernández








@wguail // ask

You May Also Like

7 comentarios

  1. Jo While, me ha encantado.
    No conocía esos pedazos de canciones/poemas. Me parece tan especial que cada persona tenga su pequeño refugio que.
    Me ha encantado. Este tipo de entradas me dan la vida.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan todas y cada una de las fotos que subes a redes sociales de tu Refugio, ya ni te cuento éstas.
    Pero lo que más más más feliz me hace es que te llene tanto de paz, paz. Que te la mereces, aunque para algunos ya seas nuestro pedacito de calma.

    Te abrazo
    con más admiración de la que sentía cuando te conocí
    -y pensaba que era imposible-
    S.

    ResponderEliminar
  3. Ay, las fotos acompañadas de la poesía de Miguel Hernández.
    Tu refugio desprende tranquilidad y aire puro por cada esquina.

    (sonrisa de elefante)

    ResponderEliminar
  4. Qué envidia (sana) de sitio y de paz. Y de fotos, jajajaja. Yo también quiero, ojalá, irme a un sitio lejos o no tan lejos pero tranquilo y que me ayude a calmar todo lo que llevo dentro.

    Gracias por compartir esto cono nosotros, espero que puedas volver pronto y sentirte mejor (y no ponerte mala).

    Abrazos gigantes.

    ResponderEliminar
  5. Te envidio mucho el refugio y los poemas, porque les pega mucho, combinan perfectamente. Porque con lugares así a los que volver siempre, poemas en los que esconderse de la tormenta, o disfrutarla, vale la pena desconectar.

    ResponderEliminar
  6. No te haces una idea de la nostalgia que me trae tu refugio. Lo recuerdo tan lejano pero tan apacible que no puedo evitar sonreír al pensar en él. Qué bien que te ayude tanto :)

    ResponderEliminar
  7. En realidad la canción de "Para la libertad" de Serrat también está sacada de un poema de Miguel Hernández :) También es de mis canciones favoritas (en general todo el disco dedicado a Miguel Hernández) y me alegra que una de las tuyas también. Es tan difícil encontrar a gente joven a la que le gusten esos artistas...

    ResponderEliminar