Día 2 || "Felicidad, qué bonito nombre tienes."

by - enero 30, 2016

"Los días malos existen para diferenciarlos de los buenos", me digo siempre que creo caerme y no siento el suelo bajo mis pies. Los días malos son necesarios, alejaos de la idea de un mundo en el que no hubiese días malos, porque entonces no estaríamos aquí, y sobre todo no existiría la preciada felicidad.
Tras pensarlo mucho estos dos últimos días, y que el gris me barruntara en los ojos, he decidido subir una entrada sobre qué hago cuando estoy triste para que no tarde en aparecer por la puerta de tu vida la felicidad. Antes de nada quiero aclarar que esto no es un tutorial absoluto, que hay a gente a la que no le hará efecto, que le parecerá una mierda y que, mira, mejor que me quede callada, pero es lo que hago yo, y muchos de vosotros habéis votado a esto, así que me animo.
¡Allá voy!


CONSEJOS PARA SER EL OCÉANO DE FELIZ

1. Yo lo primerísimo que hago es asumir "mi derrota", saber que estoy triste, y que tengo que estar triste. No hay más. Debo saber que tengo que llorar, ponerme alguna canción triste para llorar más, y dejarme hacer por la tristeza hasta que me desahogue bien. No hay que tener miedo a la tristeza, porque va a estar siempre ahí, así que llorad mucho. IMPORTANTE: nunca, y cuando digo nunca es NUNCA, dejo de pensar que es pasajero. Estar triste es normal, pero no hay que pensar que se estará para siempre porque es mentira. La tristeza también depende de nosotros, así que debemos de tener la firme idea de que vamos a dejar de estar tristes, que esto es sólo pasajero, y que mañana va a ser otro día, cueste lo que cueste.

2. Si estoy muy triste, después de llorar y berrear lo imberreable, me doy un baño larguísimo y muy, muy caliente (sí, para salir como una gamba) con espuma y todos los inciensos del mundo. Me dejo mimar por mí misma, me dejo calentar por el agua ardiente del baño y me tiro horas allí metida, viendo cómo me limpio la tristeza. Los romanos (ya está la cansina de la historia) se limpiaban el cuerpo con la concepción de que también se limpiaban el alma. Hagamos nosotros lo mismo y limpiémonos la tristeza. Imagináos como se va quitando de vuestra piel.

3. Mientras te bañas (o haciendo cualquier cosa), ponte música alegre, que te anime, que te haga sentir libre contigo misma, con tu vida. Que te haga sonreír aunque sólo sea un poco. Aquí os dejo una lista de mis canciones (espero que os sirvan y os gusten)
  1. Women of Jazz (en spotify hay una lista de canciones de mujeres de Jazz, y es mi diamante en bruto porque me hace sentirme jodidamente bien).
  2. La primavera trompetera, Los delincuentes.
  3. Tous les mêmes, Stromae.
  4. I don't wanna go to bed, de Simple Plan (es un grupo que recomiendo mucho).
  5. Respect, Aretha Franklin.
  6. Let's twist again, Chubby Checker.
  7. It's a beautiful day, Michael Bublé.
  8. You Me At Six (otro de mis grupos que recomiendo, a mí me hacen muy bien)
  9. BSO de Grease.
  10. BSO de El Diario de Bridget Jones.
  11. Revoltosa, Bongo Botrako.
  12. Nostare, Bebe.
  13. Escuece, Bebe.
  14. Town Called Malice, The Jam.
  15. Bang a gong, T.Rex.
  16. Children of the revolution, T.Rex.
  17. I love to boogie, T. Rex.
  18. Send Me on my way, Rusted Root.
  19. Stevie Wonder (todas y cada una de sus canciones).
  20. Screaming Bloody Murder, Sum 41.
  21. I'll be there for you, The Rembrandts.
  22. Panic! At the disco, pero sus discos antiguos, todo lo que sea más antiguo que el 2013.

4. Pasear. No lo hago demasiado porque soy más vaga que todas las cosas, pero pasear en soledad apacigua mucho el dolor. Mientras lo haces piensa en las pequeñas cosas: te da el sol en la piel, en la cara, la brisa en el pelo, te mece los cabellos. Sentir que tu corazón bombea a pesar de la tristeza. Siente la felicidad en las pequeñas cosas. Piensa en las cosas más bonitas que te han pasado, en futuros proyectos, en lo que quieres hacer en la vida, en lo mucho que has conseguido, en las personas que han estado y siguen. Hay miles de razones por las que sonreír, encuentra sólo dos y sigue caminando.

5. Escribe o dibuja. Yo escribo con música triste y alegre, alterno para poder llorar mientras me dejo la negrura en las letras. Descargar toda la tristeza del día, toda la mala suerte, los malos momentos, la tensión, la mierda que a veces nos parece la vida, plásmalo mediante palabras o dibujos. No pasa nada que se dibuje mal o fatal (como mi caso), tú déjate llevar, coge pincel o lápiz o rotulador, una hoja en blanco, y mientras lloras o gritas, dibuja. Escribe, dibuja, empápate un poco del arte. Todo esto en silencio, y si tus pensamientos taladran demasiado el silencio ponte música muy alta.

*Apunte importante: cuanto más alta la música, MEJOR. No podrás oír tus pensamientos con la música a tan alto volumen (al menos durante un rato).


6. Come chocolate, o hazte alguna comida rica. Se ha demostrado que el chocolate nos hace un pelín más felices, así que vamos a darle razón a la ciencia y a dejarnos engatusar por el chocolate, la nutella, las chucherías.



7. Mira películas alegres, que te hagan reír, que te alejen de la realidad. Yo suelo ver películas muy malas, de estas americanadas, o algunas que te hagan reír de verdad. Os dejo una lista que es totalmente de mi gusto así que habrá de todo.
  1. Yo, yo mismo e Irene.
  2. El Diario de Bridget Jones.
  3. 500 días con Summer.
  4. Amélie.
  5. Aprendiz de Gigoló.
  6. Bajo el sol de la Toscana.
  7. Dando la nota.
  8. Todas contra él.
  9. Chicas Malas.
  10. Chocolat.
  11. Cómo entrenar a tu dragón (I y II)
  12. Intocable.
  13. Juno.
  14. Tomates Verdes Fritos.
  15. Midnight In París.
  16. Disney en todas sus formas.
  17. Pago Justo.
  18. Sufragistas.
  19. Origen.
  20. Persépolis.
  21. Ace Ventura.
  22. Como Dios.
  23. Capítulos de Friends.
8. Y para terminar: déjate mimar por encima de todo. Déjate abrazar por los que te quieren, no dudes en salir aunque no te apetezca demasiado. Haz cosas, lee, abre tu mente a nuevas personas, a nuevas situaciones. Habla, llama, queda, sal de tu casa porque puede que al final se te caiga encima y que te abracen muchísimo y fuerte. Hay que saber que nunca se deben de callar los miedos ni las tristezas, que las penas compartidas son menos menos entre cervezas y risas. Hay que saber abrirse a la gente y contar todo aquello que te deja dolorido.

9. Recomendación. Hace poco leí el libro El arte de no amargarse la vida de Rafael Santandreu Lorite y creo que nunca dejaré de recomendarlo. Me hizo ver los problemas de otra manera y pasar las adversidades de ese momento con la mejor de las sonrisas. Muy, muy recomendable, de verdad que sí.

Y hasta aquí la primera entrada de este (nuevo) estilo. De verdad que espero que os guste, que la leáis, que comentéis, que os sirva en vuestro día a día. Que sois fuertes, somos fuertes, y que sólo tenemos que seguir levantándonos después de caernos, nada más, ya sólo con eso estaremos perfectamente capacitados para poder seguir sonriendo a pesar de las heridas.

@wguail // ask

You May Also Like

7 comentarios

  1. brrrr, ¡qué entrada más optimista! hace un par de años yo también me hice una lista (un manual para el cazador de antirutinas) con cosas que hacer para no quedarte con cara de seta todo el día, y la verdad es que coincido en varias contigo ^-^
    Lo primero que como tú dices, hay veces que toca asumir que la tristeza está ahí (a la mía, la que es leve y te hace estar en un estado ñe sin saber muy bien por qué, me gusta llamarla melancolía, y es ya como una amiga). Descubrí el año pasado el placer de los baños calientes con un libro y música y te juro que renací xD Asi que también coincido, y con el picar entre horas (chocolate, ñam), y con escribir y dibujar <3 (e incluso con los paseos, aunque también coincido contigo en que solo a veces porque también soy muy vaga :'D). Me apunto tu lista de canciones para una tarde de esas que te pones a descubrir sonidos (y sensaciones) nuevas.
    Y en fin, que cierro ya el tocho. Qué bonitos ingredientes para la pócima anti tristeza. Y que cómo me alegro de verte con tantas ganas y ver que blogger renace, en serio.
    (abrazos eléctricos.)

    ResponderEliminar
  2. El punto número 1 es para copiarlo y enmarcarlo y leerlo todos los días, no sólo los tristes (aunque los tristes más). De verdad, es buenísimo y, además, suele ser donde fallamos la mayoría de las veces.

    Si algún día se da el caso de que estás tan mal que viendo películas que hagan reír no funciona porque no te sumerges, te recomiendo probar con series cortas, de las que duran 20 minutos, porque la trama está más concentrada y parece que el ritmo es más ágil.

    Por último, me queda decirte que me encanta leerte así, tan fuerte, tan optimista, tan con ganas de comerte todas las inseguridades <3 :)

    ResponderEliminar
  3. He visto 'Tous le mêmes' y recuerdo habértela enseñado por tw (no sé si antes la conocerías), pero de todas formas esto me ha hecho sonreír. Esta entrada. Tú. No sé, leer a ciertas personitas me hace sentir menos sola los días malos (y últimamente son muchos). Y gracias, W.

    Ojalá chocolate y chucherías ahora, con lo golosa que soy. JAJAJAJAJA. (me encanta el nuevo estilo y el nuevo blog)

    Un abrazo enoooooooooooorme y muchos regalices rojos pour toi. ♥

    ResponderEliminar
  4. Estoy completamente de acuerdo con que no hay que tener miedo a la tristeza. Es el momento de catarsis, hay que exprimirlo como dios manda, si no te entregas a él nunca huirás del todo y se quedará enquistado. Me gusta tu lista de películas y tu dislexia a la hora de decir Intocable.

    ResponderEliminar
  5. me encantan el tipo de entradas estilo "tips" porque me encantan las listas (hacerlas y leerlas), y también porque me gusta saber qué hace otra persona y cuales son sus tips. creo que leeré esta entrada más de una vez, cada vez que me encuentre de bajón porque ayuda, ayuda mucho.

    te animo a que sigas así con el blog porque te está quedando requetebonito.

    (abrazo fuerte)

    ResponderEliminar
  6. Con estos super consejos todos vamos a estar menos tristes.
    Yo también soy de las que piensan que la tristeza es necesaria y que también merece ser disfrutada.

    ResponderEliminar