Historia || Mi no discurso de la graduación.

by - diciembre 21, 2016

Nunca me han gustado las exposiciones, así que imaginaos lo mucho que me cuesta estar hoy aquí, delante de todos vosotros, amigos, conocidos y profesores. Pero supongo que, como todo, a veces hay que anteponerse a lo que viene, y hoy ha tocado esto.
Cuando me dijeron que en la universidad haría muchos amigos, se quedaron cortos además de mentirme. No sólo pasaría eso, habría llantos, risas, borracheras, sonrisas, esperanza. Nadie nos dijo que fuese a tener a una de las personas más especiales, al futuro mejor filólogo-historiador que haya visto el mundo. O a la mujer más inteligente que conozco, que se ha ido a hacer las inglaterras, ella sola, haciendo que los barcos zarpen a su paso. O cómo en menos de un año he podido conocer a una de las personas que me hicieron sonreír, con la que llenamos vacíos, el tiempo, el césped de la facultad y los tempos de las canciones que sólo ella me ha enseñado.
No me dijeron que tendríamos el futuro negro a causa de la sucia política del país. No me contaron que supe lamerme las heridas, que un grupo de amigos por muy lejos que esté es para toda la vida o que sé aguantar de pie demasiado tiempo. No me contaron cómo de orgullosos me iban a mirar mis padres al verme aquí subida, o cómo de nerviosa iba a estar el día en el que todo terminó para que todo empezara.
Nadie me contó todo lo que descubrí. Que aumentan las preguntas y se disipan pocas respuestas, que tus dudas, tu conocimiento, tus ganas de seguir, luchar y saber están agazapadas entre las paredes de las facultades con libros, libertad y puños en alto que gritan palabras demasiado largas para gente con mentes muy cortas.
Y menos mal, menos mal que no me dijeron nada, que me dejaron intentarlo, equivocarme, levantarme y descubrir todo lo que puede cambiarte la vida con una carrera, con unos estudios que de verdad te llenan. Porque no sé lo que es estudiar biología, filología, filosofía, medicina o veterinaria, pero si es la mitad de lo que ha sido estudiar Historia para mí, sin duda ha merecido la pena cada segundo.

Ojalá no dentro de mucho, muchos de vosotros y vosotras podáis hacer lo que hemos estudiado en los libros: Historia.



@wguail

You May Also Like

10 comentarios

  1. Sólo puedo decirte que me imagines levantándome de la silla de un salto y aplaudiendo con ganas hasta ensordecerme. *PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS*

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, habría sido muy guay decir algo tan BONITO en público, chapó!

    ResponderEliminar
  3. <3 "Y menos mal, menos mal que no me dijeron nada, que me dejaron intentarlo, equivocarme, levantarme y descubrir todo lo que puede cambiarte la vida con una carrera, con unos estudios que de verdad te llenan". ¿Y no da vértigo llegar al final y el ahora qué, cómo le digo yo adiós a todo esto? Vértigo, pero del bueno, del de hay más aventuras por delante.

    ResponderEliminar
  4. Es un no discurso muy emotivo, W, se palpa la pasión que sientes por lo que estudias.
    Enhorabuena por haber llegado hasta aquí y haberte graduado y un abrazo gigante con mucho ánimo para todo, todo lo que venga, que seguro serán grandes cosas :)

    ResponderEliminar
  5. Eres tan bonita que me he emocionado. Yo soy la que llora en los discursos de las pelis cuando se gradúan, jajajaja.

    ¡Enhorabuena querida W! Espero que a partir de ahora todo sean cosas buenas y superaciones personales, estate orgullosa de todo lo que has logrado, te lo mereces.

    Abrazos infinitos.

    ResponderEliminar
  6. Me parece una de las cosas más bonitas que he escuchado. Ojalá lo hubieses podido decir en alto, haciendo que todos escuchasen lo orgullosa que estás de ti y de haber estudiado Historia. Créeme cuando te digo que no he conocido a nadie que sienta tanta pasión por lo que estudia, y es que tú estás llena de Historia desde arriba hasta abajo, y se nota a leguas lo muchísimo que disfrutas con ello.
    Tú sí has hecho historia, querida.

    ¡Y enhorabuena por haber llegado tan lejos! Estoy segura de que llegarás mucho mucho más.

    (ojalá poder escribirte aquí todo lo que pienso, pero me daría límite de carácteres) ♥

    ResponderEliminar
  7. Muchacha, tú eres la historia. Tu historia. Y ojalá leérsela todas y cada una de las noches a todas las hijas que nunca tendré, para que se empapen de una mujer tan fuerte, tan luchadora y tan llena de una pasión arrolladora por lo que hace.

    Enhorabuena y gracias, siempre gracias.

    Te,
    S.

    ResponderEliminar
  8. Pues va mi aplauso por aquí, porque tu no-discurso me ha encantado.
    En nada te mando la carta, la tengo ya terminada.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  9. Ay, este año termino yo también y no he podido evitar emocionarme y que se me pusiese la piel de gallina. Serás una profesional de los pies a la cabeza, se ve que lo llevas en la sangre. Enhorabuena y muchos, muchos abrazos <3

    ResponderEliminar
  10. (Leo esta entrada varios meses después curioseando en la etiqueta de Historia, y comento como lo habría hecho en su día): *Se levanta y aplaude*
    Yo siempre quise hacer el discurso de graduación de mi colegio, pero en el fondo sé que no habría podido cumplir con las expectativas. Se trataba o de ser ocurrente y provocar las carcajadas que recuerdan momentos, o de ser emotiva y conseguir motivar a cientos de estudiantes. Ni me sentía graciosa ni en condiciones de motivar a nadie, así que menos mal que no me encargué yo.
    Sí me gustaría, sin embargo, hacer el de graduación de la carrera. Porque While, como bien dices tú, he aprendido y madurado tanto, me he chocado y me he equivocado tanto... Que siento que tendré que hacerle homenaje a esos cuatro malditos y gloriosos años. Pero sino, seguiré tus pasos y escribiré un discurso de "no graduación". Porque hay veces que solo necesitas escribir las cosas, la vida.
    (Si esto fuera notegraphy haría click en "gracias por la inspiración", pero como no lo es te lo digo, y que intentaré hacer historia a mi manera).
    (abrazos eléctricos.)

    ResponderEliminar