Sus moradas luces de neón.

by - noviembre 16, 2016

TEXTO INSPIRADO EN ESTA IMAGEN,
SACADA DE


Debería odiarte, por las causas perdidas, las heridas abiertas, recientes, sangrientas. Por la sonrisa de payasa malhumorada y caprichosa que me dedicabas cada vez que salíamos con la luz del cielo negra y el morado de las luces de neón salpicándote en tu cara de niña buena, pequeña, de niña payasa, malhumorada y triste.
Cuando salíamos de la habitación del hotel dejábamos siempre la habitación impecable, como si nadie hubiese follado hasta desfallecer en esta, bueno, ni follar ni respirar siquiera. Me asombraba la pulcritud con la que hacías todas las cosas que se desarrollaban fuera de un colchón. Es que hasta doblabas las sábanas. Fregabas el baño con lo que podías y lo dejabas como si no te hubiese quitado el rímel entre lágrimas de risa, agua de jacuzzi, porque tú eras mucho de habitaciones con pijadas, y cosquillas.
El caso, que todo muy impoluto, pero cuando nos refrotábamos bajo las sábanas me decías unas cosas que me sorprendían soberanamente. Pero mejor así, supongo.
Al salir, siempre, siempre, siempre, era de noche todavía. Nunca vi los rayos del sol contigo, y creo que ese fue nuestro fallo. No nos creíamos reales, tú y yo sólo vivíamos con las lunas o las noches vacías de ella. Éramos como las mareas, como las luces de las farolas, como las olas: nos llegamos a iluminar, pero fuimos esa letra de neón que siempre parpadeaba en el nombre del hotel.

||
Espero que os guste, gracias por leer, compartir y especialmente por comentar y estar ahí. 
@wguail

You May Also Like

8 comentarios

  1. "nos llegamos a iluminar, pero fuimos esa letra de neón que siempre parpadeaba en el nombre del hotel." SPEECHLESS.

    ResponderEliminar
  2. Echaba de menos tus personajes. Tiene frases MUY bonitas este texto y a veces también me he sentido un poco como ellos, sobretodo cuando viajamos, etc. Creo que me ha gustado tanto porque es época de vivir, sin pensar en nada más. Y ay, qué bonito.

    (abrazo grande)

    ResponderEliminar
  3. Me gustan mucho estos relatos tuyos, W. Echaba de menos leerte así, y la frase del final ♥
    (Me has recordado que también echo de menos escribir relatos cortitos, así que el abrazo de hoy que sea más fuerte)

    ResponderEliminar
  4. Escribes y te leo de tal forma que no veo las letras, solo imágenes en mi cabeza como si de una película se tratase.

    Y me encanta.

    ResponderEliminar
  5. Me terminas de romper con tus frases y tus letras y todo lo que escribes, igual que a veces me haces sonreír, pero encantarme, me encantas siempre.

    Abrazos de oso.

    ResponderEliminar
  6. Venga ya... me muero. Me has matado un poco. Llevo todo el día con un recuerdo en la cabeza al que no tengo completo acceso a causa del alcohol y creo que lo has descrito un poco. No sé. Es domingo (eso ya lo he dicho) y una vez me inventé una familia debajo de unas sábanas. Qué bien lo haces, maldita. Qué bueno.

    ResponderEliminar
  7. Niña buena, pequeña, payasa, malhumorada y triste. Creas personajes con una delicadeza tan brutal que laten fuerte allá donde los lean.
    Me recuerdas a grandes escritores usando palabras sencillas para crear textos abrumadores. Pero es que eres lo que eres.
    Tus personajes siempre son noche, ruido sordo del mar rompiéndose contra la costa y cerveza borrando carmines rojos.

    Tus personajes son un poquito tú. Maravillosos.

    Un abrazo de los que significan todo sin decirlo,
    S.

    ResponderEliminar
  8. ahhh no te leía hace mucho y este texto ha sido perfecto para volver! y recordar por qué siempre volvia!
    me gustó mucho
    espero leerte pronto
    besos!

    ResponderEliminar