Diario 11 || Vacaciones de agosto y su «elegiremos volar.»

by - agosto 22, 2016

He estado en paz y haciendo la guerra con miradas que no querían eyacular. He estado en sonrisa mientras lloraba de pena al ver que las cosas terminaban por millonésima vez, al igual que empezaban.

Cuando algo termina es porque algo debe empezar.

Me han mandado audios largos que mejoraban los viajes. He hecho, deshecho las maletas, hecho y deshecho el moño. He creado nuevas metas, he querido crear a secas. Besar, querer, saltar, fingir que todo iba bien cuando en realidad lo hacía de verdad. Me he comprado pendientes, he sentido mariposas que creía muertas, disecadas, hincadas en una de las paredes que construye mi alma mustia.

   

He visto el verde, tocado el rojo y saboreado el color morado de las mujeres que luchan a pesar de tener la vida desbordada. Me he manchado las manos de colores, he pintado camisetas, descubierto sabores. Con vodka, limón y lima se puede pasar del llanto a la risa demasiado rápido como para que parezca real. Bailé y dejé bailar. Nos movíamos al son de una música que no escucho, que sólo bailo.


Eres todas las risas que se echan al cielo, y no al mar.


Vi cómo el cielo sangraba, como sangraban las penas y se desbordaban las bordes palabras que en muchas ocasiones me dedicaba. Que por fin lo que había antes de ti era yo, y lo que había después de todos seguía siendo mi persona, mis ganas, mi cuerpo, mi pelo alborotado. Rapados laterales, y carcajadas monumentales que sonaban por encima de cualquier música.


No lo sé, y tú tampoco lo sabes, así que vamos a dejar de hacernos los duros, los difíciles. Simplemente me dejé, me dejé a mi misma como me conocía, y encontré entre las luces, las sombras y las letras torcidas que me salen cuando escribo nada más despertar, a una persona que era yo, pero más madura, y con más pelos en la sabiduría. Con pelos que no se quería quitar, que no quería depilarse la lengua, las piernas, la vida.
Os prometo que cuando corrimos hacia el autobús creía que lo íbamos a coger, pero no lo hicimos. Y cuando no quería coger el otro autobús de vuelta a casa, fuimos pronto, no hubo que correr, y se nos llevó sin miramientos.

  

Ha sido el mes que más me han abrazado,
que más he abrazado,
que más me he abrazado.

Con la vuelta, y la pizza enorme que nos comimos haciendo ruido con las risas y el papel, terminaron mis vacaciones hasta septiembre. Hasta entonces me seguiré sintiendo tan viva como me llevo sintiendo hace meses gracias a que, cuando me miro al espejo, veo a una persona con defectos, no a un defecto queriendo ser una persona.


@wguail

p.D: las fotos son mías, así que si las vais a utilizar avisadme de ello y poned la autorA que está feo no hacerlo.

You May Also Like

6 comentarios

  1. He sonreído muchísimo al leer esto. Me alegra verte tan llena de colores y de paz, sobretodo. Me alegra que te hayas abrazado y no hayas necesitado nada más que a ti y a los tuyos, a los de verdad, para sentirte plena.

    Cuando escribes así, de sitios, de personas, de todo lo que ves, me das envidia. Me da envidia no ver lo mismo que tu ves porque estoy segura de que tiene que ser algo maravilloso. Ojalá abrazarte algún día, ojalá recorrer contigo lugares que se vayan convirtiendo en especiales.

    un abrazo de elefante ♥

    ResponderEliminar
  2. Puede que te lo haya(n) dicho antes, pero desprendes una fuerza y unas buenas vibraciones que ay. Sí, incluso con las fotos.
    Se nos pega un poco a los que te leemos.

    Me alegro que hayas pasado un agosto bonito, ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola! hacia mucho que no pasaba por acá.
    Justo iba a decirte que las fotos son preciosas, y me alegró leer tu relato :) y que hayas pasado un precioso agosto.
    Un beso grande.

    S.

    ResponderEliminar
  4. Siempre escribes tan bonito que mi frío exterior empieza a desmoronarse. Quizás hasta empiece a vestir con algún color a parte del negro y todo :P
    Que sepas que me dan ganas de volver a escribir porque me entra la nostalgia.
    Me das vida, While.

    Es como si yo misma hubiera vivido lo que tú (pero gratis y sin cosquillas ;( )

    Me alegra sobre todo que tus vacaciones hayan sido cojonudas.

    Te admira de lejos pero de muy cerca,
    Una acosadora anónima.

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes qué ha sido lo mejor de esta entrada? Que me he transportado a todo eso y has sido capaz, con tus (maravillosas) letras, de hacerme imaginarte viviendo tan fuerte. Y cuánto me alegro, de verdad.

    (Abrazo de oso)

    ResponderEliminar
  6. Se nota muchísisisimo cuándo escribes sobre cosas que te hacen feliz; se te desborda toda la magia en las palabras y lo transmites todo muy bien. La entrada ha sido preciosa <3 (y salgo yo implícitamente, lo que la hace mejor aún hahahahhaa)

    ResponderEliminar